centro despejadoSobre la perdidas de vendedores, afirmó que “ya estaban advertidos” sobre incertidumbre que se tenía sobre el número de visitantes

 

 

El presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar aceptó públicamente que el evento del Papa no cumplió con las expectativas, pues no llegaron los turistas calculados. No obstante, hubo buena derrama económica, aproximadamente los 300 millones de pesos.

En entrevista, el alcalde moreliano señaló que la desinformación generada en redes sociales respecto a que supuestamente no había acceso a la ciudad, generó que los turistas no arribaran a Morelia como se tenía previsto.

En cuanto al beneficio económico calculado, faltaron 200 millones de pesos, sin embargo espera que en semana Santa haya más visitantes de lo acostumbrado como efecto positivo.

En este sentido, dijo que siempre se mencionó que era incalculable la derrama económica, pero aseguró que desde su percepción se tuvo un Centro Histórico abarrotado y ordenado, situación que agradeció a los morelianos.

Sobre las pérdidas económicas que tuvieron los comerciantes, Alfonso Martínez Alcázar apuntó que están en diálogo con ellos para analizar de qué manera se les puede apoyar, aunque aclaró que los vendedores ya estaban advertidos sobre la incertidumbre que se tenía sobre el número de visitantes que podrían llegar, por lo que expresó que debieron cuidar la inversión.

Agregó que en el corto plazo presentarán los resultados precisos de esta visita, así como la inversión realizada por el municipio; pero aseveró que Morelia fue el lugar donde más organizada estuvo la logística.