becas moron 1510La lista de 600 beneficiados no está completa, no son jóvenes de escasos recursos y en una etapa, debía 2.5 millones de pesos a las escuelas y se habían salido 200 alumnos

 

Raúl Morón Orozco dejará sin becas a los estudiantes que el Ayuntamiento apoyaba para pagar colegiaturas en universidades privadas, porque encontró irregularidades que no puedo solapar en la presente administración.

En entrevista, el alcalde de Morelia comentó que dará a conocer la realidad detrás del programa de becas que abanderó el Gobierno Independiente, porque existieron anomalías que están alejadas a los datos que dieron a conocer las autoridades de la pasada administración.

En ese sentido, Morón Orozco reveló que los estudiantes beneficiados no son jóvenes de escasos recursos, por lo cual, al no tener el apoyo del Ayuntamiento de Morelia no perderán mucho, ya que sus padres tienen la solvencia necesaria para continuar pagándoles sus estudios en escuelas privadas.

Asimismo, mencionó que la lista de 600 beneficiados no está completa; es decir que hacen falta expedientes de dicho programa que inició en octubre de 2016 y que en el mes de agosto del 2018 feneció junto con el Ayuntamiento Independiente.

Es importante mencionar que el programa surgió para gastar los 19 millones de pesos que a Morelia llegaban del Programa de Prevención Social (PRONAPRED), luego de que el ex presidente, Alfonso Martínez Alcázar suprimió el Coro de Suma de Voluntades y otras acciones que en el municipio se realizaban por gobiernos antecesores.

En el 2016, con la creación del Colegio de Morelia (antes Poliforúm Digital), el Ayuntamiento Independiente convino con 16 universidades privadas y la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) con la finalidad de abrir 600 espacios para jóvenes de entre 15 y 29 años que no pudieron inscribirse en el bachillerato o carrera profesional por falta de recursos económicos.

En el 2017 desaparece el PRNAPRED, para ese año el alcalde en turno decidió continuar con el programa, ello con recursos propios del Ayuntamiento, ya que esperaba que aumentara la llegada de dinero federal a través del Programa del Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG), situación que no sucedió. En ese mismo año el Ayuntamiento debía 2.5 millones de pesos a las escuelas y se habían salido 200 alumnos (entre desertores y los que terminaron curso).

A principios del presente año, el Ayuntamiento logró pagar las colegiaturas que adeudaba, mientras que Alfonso Martínez Alcázar pregonó en todo evento público que lo invitaron a hablar de seguridad, de la eficacia del programa y de la intención de convertir a Morelia en la ciudad más educada del mundo.